Français   Español   Italiano   English   Deutsch   Nederlands   Portuguesa

Initiatoren des Aufrufs der Initiative »Europa neu begründen«:

Erstunterzeichnende

 


¡Refundar Europa!

¡Hay que detener esta marcha hacia la ruina! ¡Superar la crisis con solidaridad y democracia! Un llamamiento

Aufruf als PDF-Datei herunterladenAsi no se puede, no se debe continuar. El proyecto europeo se está tambaleando. Europa se encuentra en una crisis existencial. Ya antes del brote de la crisis, la orientación acordada era la equivocada: con a una construcción del Euro fijada unilateralmente sobre la estabilidad monetaria, en base a criterios de endeudamiento y déficit equivocados, con una coordinación errónea de la política económica y el abandono imperdonable de la union social. La crisis se agudizó con la política neoliberal de desregulación y la avidez despiadada de una élite financiera, que especula contra países en crisis y quiere forzar una política que sea conforme a los mercados financieros. Con su modelo neoliberal de subordinación a los mercados (financieros) la Unión Europea no sólo no resolverá la crisis, sino que la agravará.

En vez de mencionar los errores de la política y el afán de lucro como causas de la crisis, el déficit de los estados es interpretado como una crisis de endeudamiento del Estado (social), para legitimar una política desastrosa. El gasto público, incluidos los salarios y las prestaciones sociales, son recortados radicalmente siguiendo el dictado europeo. El coste del rescate de los bancos se carga sobre trabajadores, desempleados y jubilados. Sobre todo la dirección económica ("Economic Governance") y el pacto fiscal exigido por el Gobierno Alemán, siguen una agenda que amenaza con deteriorar irreparablemente la democracia política y social de los estados miembros.

Esta política es irresponsable y debe ser finalizada inmediatamente. Ella es

En el caso de Grecia convergen los resultados catastróficos de esa política. La economía fue empujada a la recesión, la mayor partes de la sociedad se está empobreciendo, cada vez más gente reniega amargamente de Europa y la democracia se asfixia bajo la garra de la "Troika".

¡Hay que detener esta evolución en Grecia y no permitir que se repita jamás en otros países! Europa tiene que dirigirse hacia una nueva vía de desarrollo. Si Europa quiere tener un futuro como proyecto solidario y democrático hay que cambiar de nuevo la orientación. Sobre Alemania recae una responsabilidad extraordinaria por ser el Estado economica y políticamente más poderoso. ¡Reclamamos una política alemana que no incite a proseguir esta política destructiva en la crisis, sino que inicie un cambio de rumbo inmediato!

En la política económica son urgentes las siguentes medidas correctivas:

También los sindicatos y la política alemana tienen que reaccionar. Los salarios en Alemania tienen que volver a crecer más que en los últimos años, a fin de parar la continua redistribución en favor de las ganancias, de fortalezer el mercado interno y contrarrestar los desequilibrios en Europa. Asímismo, son imprescindibles la amplia regulación del mercado laboral y la eliminación del sector de bajos salarios y del trabajo precario.

Pero estas medidas no son suficientes. Un cambio de vía requiere transformaciones más profundas:

Abogamos por un movimiento ciudadano Europeo y social que actúe en contra de esta terrible política para solventar la crisis y en favor de un cambio radical de orientación política. El primer paso tiene que ser el rechazo del pacto fiscal en su forma actual y una renegociación del marco de la política fiscal. Nosotros exigimos a los responsables políticos y apelamos a sindicatos y a la sociedad civil:

¡Hay que detener esta marcha europea hacia la ruina – con una economía más razonable, justicia social y valentía democrática! ¡Europa necesita un debate público sobre un nuevo futuro solidario y democrático!